martes, 25 de enero de 2011

Alex vs. Sinde

Hoy es un día triste y, aunque esta entrada no tenga una relación directa con la película, sí la tiene con el sector cinematográfico y con el mundo de la cultura en general. Y no quiero dejar pasar por algo un tema tan importante sin dedicarle unas breves palabras.

Alex de la Iglesia es uno de los cineastas y creadores más notorios y con más talento del cine español. Pero, además, con independencia de que su obra guste más o menos, y sin menospreciar a los que le han precedido, es el mejor presidente de la Academia que hemos tenido. Hoy ha anunciado que dimite después de la gala de los Goya y, creedme, no podemos permitirnos el lujo de perder gente como él, de tanta valía, tan dialogantes, tan perseverantes y, desgraciadamente, tan escasos. Lo siento de veras. Salimos perdiendo todos. Ojalá se lo replantee.

La razón, bien explicada en su carta abierta, es, en el fondo, la cortedad de miras de los políticos chapuceros que nos representan en el Parlamento español que, en vez de intentar resolver un problema, marean la perdiz y negocian parcheando leyes para conseguir sus propósitos sin importarles el resultado, sino sus propias (y miserables) victorias pírricas. Hoy perdemos todos, creadores e internautas (en el fondo, todos somos una y otra cosa, la división la han provocado ellos) con la ley Sinde, pero podía haber sido cualquier otra.

Ni nacionalistas ni constitucionalistas, ni derechas ni izquierdas... dicen que cada país tiene la clase política que se merece. Pero de verdad, no creo que ninguno nos merezcamos gobernantes ni oposición como estas. ¡Ya está bien!

Nunca pensé que diría esto, pero hecho de menos a Adolfo Suárez, Felipe González, Alfonso Guerra, Santiago Carrillo, Herrero de Miñón y... ¡hasta a Fraga! Todos ellos gente con más talante positivo, más capacidad para el consenso y mucho más dialogantes e inteligentes.

En fin, con su pan se la coman (la ley). Nosotros seguiremos resistiendo. Sed felices :)

1 comentario: