viernes, 14 de enero de 2011

Hagas lo que hagas, ámalo

Quiero remitiros a la fantástica nota que saca hoy Cine por la Red haciéndose eco de la noticia del comienzo de la preparación del rodaje de Cuento de Lobos y la inauguración de este blog. Muchas gracias.

Para cualquier director que, como yo, se haya criado viendo los programas de Félix Rodríguez de la Fuente en TVE, es un privilegio poder dirigir la adaptación del cuento más querido del más importante naturalista español. Yo, como tantos y tantos niños que los viernes teníamos una cita ineludible con El hombre y la Tierra, de mayor quería ser como Félix. Quizá lo que más les sorprenda a muchos es que Cuento de Lobos no es un documental, sino una poderosa historia de ficción que nos introduce en la vida de dos lobos, vistos por los inocentes y curiosos ojos de un niño, como si de la más extraordinaria historia de aventuras se tratase.

Una historia sencilla pero con sensibilidad, emotividad, épica y belleza que ofrece la mejor opción, desde mi punto de vista, para concebir una gran película familiar. En cierto modo todos sospechamos que esta es la película que algún día hubiera querido hacer Félix y que hoy en día gracias a los muchos avances técnicos nos podemos plantear. Los referentes para la adaptación cinematográfica son en el aspecto narrativo El oso (1988), Dos hermanos, dos tigres (2004) e incluso En busca del fuego (1981), todas de Jean Jacques Annaud. También hemos valorado para el aspecto técnico los últimos largometrajes de naturaleza como El viaje del emperador (Luc Jacqquet, 2001) o Tierra (Alastair Fothergill, Mark Linfield, 2007), pero sin que por ello nos sirvan para marcar una línea visual y estética ya que esta se aproxima más a películas como por ejemplo Los chicos del coro (Christophe Barratier, 2004) o la gran Cinema Paradiso (Giuseppe Tornatore, 1988), al igual que en su filosofía y en su estilo narrativo. "Hagas lo que hagas, ámalo", le decía Alfredo a Toto. Desde luego, este es un proyecto que te hace amar lo que haces.

Por lo tanto, como tal cuento, se trata de narrar una historia de ficción, muy alejada del estilo de documental de animales, en el que conseguir un tono de leyenda, de fábula, de mito, de epopeya. y, cómo no, un relato de iniciación y de canto a la vida. 

Para ello contamos con una gran historia apoyada por la dirección artística de Félix Murcia, la fotografía de Suso Bello y el sonido de Carlos Faruolo, a las órdenes de Manuel Cristóbal (productor) y María José Díaz (directora de producción). Las aventuras de estos lobos, Sibila y El Cano, narradas con el magnetismo de la voz de Félix, se rodaran íntegramente en exteriores en Castilla y León, muy especialmente en los páramos cercanos a Poza de la Sal, en donde también intervendrán personajes humanos, entre los que destacan un Félix niño y un rudo pastor llamado Íñigo.  

Esta es sin duda una película única y especial. También un reto, desde luego,  pero que merecerá la pena entre otras cosas porque permitirá a las nuevas generaciones descubrir el magnetismo de Félix Rodríguez de la Fuente y al público adulto volver al pasado y ser de nuevo el niño que los viernes por la noche oía historias de lobos y pastores en El Hombre y la Tierra



2 comentarios:

  1. Gran idea. Ojalá se un éxito, ya que estamos malacostumbrados a la mediocridad y la inmediatez, a lo material y vacío. Para aquellos que aún no han descubierto al Félix narrador, les emplazo a escuchar sus podcast colgados en la web de rtve bajo el título "la aventura de la vida". Seguro que descubrís un Félix que muchos no conocíais. Gracias, amigo Félix, por dejarnos tu legado... que vive ya en nosotros treinta años después.

    ResponderEliminar
  2. De ahí, de "La aventura de la vida" ha salido la narración de Cuento de Lobos. Esperamos también que con esta película daremos a conocer a los más jóvenes la obra de Félix. Muchas gracias. Un abrazo.

    ResponderEliminar