jueves, 27 de enero de 2011

Los productores

NO, no voy a hablar del musical de Mel Brooks, sino de algo más mundano. Mucha gente a menudo me pregunta cómo se financia una película. Es un tema peliagudo, y sin duda, bastante complejo y de muy largo recorrido. Intentaré hacer un resumen lo más claro que pueda.

En primer lugar, hay que cerrar bien el guion (todo empieza en el guion). Después realizar un plan de rodaje y, en función de este, confeccionar un presupuesto. Supongamos que tenemos una película cuyo presupuesto es de 3 millones de euros, con un buen dossier se comienza a mover por las televisiones, que normalmente suelen ser los primeros socios naturales del cine  También se suele presentar a subvenciones (al Ministerio de Cultura, y si tienes socios europeos o americanos, al programa MEDIA o IBERMEDIA) y, quienes como yo tiene la suerte de vivir en una Comunidad Autónoma con dos lenguas oficiales, tienen abierta dos ventanas más: la de ayudas a fondo perdido de su comunidad y la televisión autonómica propia. Hay que saber una cosa: el conjunto de todas las ayudas recibidas no puede superar el 50 % del presupuesto ni la aportación total del productor. Es decir, para nuestra hipotética película de 3 millones de euros podríamos aspirar a conseguir entre una comunidad autónoma, la UE, iberoamérica y la ayuda a la amortización que concede el Ministerio de Cultura a través del ICAA (Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales)  —¡Ojo!, esta ayuda se pide a posteriori, dos años después del estreno de le película—, un total de 1,5 millones de euros. El resto debe ser aportación del productor.

¿Y qué se considera aportación del productor? Pues todo lo demás: contratos con televisiones (públicas o privadas y de pago), ventas internacionales, coproducciones con otras productoras, posibles adelantos de distribución si los hubiera (muy raros ya), aportaciones en efectivo, aportaciones en especie, capitalización de parte de algunos salarios, inversiones de capital privado de otras empresas ajenas al audiovisual (cualquier aportación desgrava el 18 % en el impuesto de sociedades, la mayor desgravación fiscal permitida en España) y, en fin, todo el capital que el productor con su trabajo —normalmente, conseguir estas aportaciones y contratos requiere un gran tesón y hasta años de esfuerzo— haya podido acumular.

Es muy importante saber también que todos esos contratos, así como todas las subvenciones —excepto las concedidas sobre proyecto, a priori, a nuevos realizadores (directores con menos de 3 películas) en el Ministerio de Cultura— se cobran a posteriori, es decir, después de realizada y auditada la película, o sea, ya desembolsado el gasto. Lo que quiere decir que el productor debe arriesgar buena parte de su patrimonio para conseguir descuentos, avales, préstamos, créditos y utilizar todo tipo de técnicas y herramientas financieras a fin de obtener la liquidez necesaria para realizar la película. Normalmente, entre un 10 y un 12 % del presupuesto se va en gastos financieros—muchos de esos créditos van a pesar sobre él durante varios años, hasta que consiga amortizar el film—, a lo que hay que sumar otro 30 % que revierte en impuestos, IVA, IRPF y Seguridad Social —de hecho, el costo de "fabricación" real de un largometraje suele ser del 60 % del presupuesto—. Ni que decir tiene que las empresas del audiovisual son porcentualmente las que menos dinero deben a Hacienda o a la Seguridad Social ya que un simple recibo de autónomo sin pagar imposibilita el cobro de ayudas.

Mencionar aquí que, entre las herramientas que manejan los productores, está la entidad Audiovisual Aval SGR, una sociedad de garantía recíproca que entiende nuestro negocio —dirigida ademas por un equipo humano de lo más accesible y competente— y participa con nosotros a riesgo aportando avales para hacer factibles muchas de estas operaciones que luego se han de convertir en obras audiovisuales creando miles de puestos de trabajo al año.

En resumen, muy lejos de la imagen que algunos tiene del productor, muy denostada por excesos cometidos en otros tiempos, yo no envidio para nada su trabajo, pero sin él, ninguna película podría realizarse.

En el fondo son unos héroes anónimos (muy próximo a la realidad, el personaje del productor que interpreta Luis Tosar en También la lluvia). Y mucho más próximo a mi realidad, Manuel Cristóbal —arriba, el de las gafas, con el holandés Reiner Selen, en el Festival de Cannes— ese productor de carne y hueso que cada día me llama para ver cómo llevo el guion técnico mientras él se deja la piel buscando financiación para la película.

Hoy va por ellos. Sed felices.

3 comentarios:

  1. ¡Caray! Y yo me quejo de lo que cuesta poner en marcha una editorial...

    ResponderEliminar
  2. Todo requiere esfuerzo. Pero, como decía mi abuela, sarna con gusto... un abrazo :)

    ResponderEliminar
  3. Estimados Amigos:

    Soy Miguel Pou, presidente y fundador de la "Federación de Asociaciones de Félix Rodríguez de la Fuente" y de la vieja ONG "El proyecto Félix". He dedicado mi vida a Félix recogiendo información sobre él desde los 8 años y siguiendo en mi vida sus actividades desde esa edad. Me han publicado la considerada biblia de Félix, el primer gran libro sobre él, una biografía completa, profunda y exhaustiva en Ed. PLANETA, y me han publicado 2 libros mas. Tenia 8 libros mas por publicar pero la hija de Félix truncó mis actividades (viajes con muchos interesados en Félix a lugares significativos de la vida de Félix, revistas sobre Félix que se quedaron paralizadas en el número 23...etc., etc.).

    Durante todos los años 90 y parte de los 2000 estuve moviendo y fomentando a Félix por toda España cuando nadie hablaba de él y un silencio extraño y hasta sospechoso dominaba.

    Actualmente estoy en frecuente contacto con el posterior investigador de Félix, Benigno Varillas, ambos entusiasmados por la realización de la película "LOBOS" y quisiera preguntaros si aun tenéis los derechos y el interés de realizarla, y con que presupuesto se ha llegado y cuanto falta conseguir para poder realizar la película... y como van los contactos con fuentes de real o posible financiación

    Toda información será bienvenida, pues quiero ayudar a que se realice esa importante película. Impulsémosla. Mi dirección de contacto: proyectofelix@yahoo.com (Miguel Pou). Gracias y espero ansiosamente vuestra respuesta!

    ResponderEliminar